la ruta

julio 11, 2008 § Deja un comentario

empieza casi siempre en la cabeza, recorre el oído derecho y hace retumbar las muelas que inconscientemente se aprietan unas con otras, las de arriba con las de abajo. entonces continúa el descenso, cruza el cuello, se encamina hacia la espalda, baja, lenta-agresiva-mente. se instala ahí, se retuerce de un extremo al otro. no se va, no se va. desaparece y reaparece entre las cejas, en la nariz… en la cabeza. todos los lugares que ha visitado quedan sensibles, incluso algo heridos. 
es el canijo temor, de aquí y de allá, de sí y no, de no lo sé.
cada día… cada día.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo la ruta en sol barrido.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: